Martes, 10 Octubre 2017 16:26

Karina K y el elenco de MamaPunk, estafados en su gira por el sur

Uno de los integrantes de la obra dijo haber conseguido un subsidio para hacer una serie de presentaciones en la Patagonia, pero era todo una mentira.

Hacer teatro musical en Argentina es una tarea difícil, por eso cuando aparecen oportunidades siempre son celebradas por todos aquellos que están involucrados en el proyecto. Unos meses atrás, Karina K y toda la compañía de MamáPunk festejaban una gran noticia: el productor ejecutivo Tomás Nahuel, miembro del equipo que hacía la obra en el Maipo Kabaret, había conseguido un subsidio gubernamental para realizar una gira de un mes por el sur del país.

"El siempre decía que tenía una empresa de sonido muy importante en Puerto Madryn, de donde es oriundo, que le alquilaba equipos a la intendencia. Un día vino y nos contó que la gobernación de la provincia de Chubut, con Mario Das Neves a la cabeza, y el intendente de la ciudad, Ricardo Sastre, estaban interesados en la obra -un espectáculo que habla sobre el desarme nuclear, la ecología y el medio ambiente- y que iban a poner dinero para poder hacer funciones gratuitas en diferentes ciudades como parte de una movida cultural", le contó la protagonista en exclusiva al diario LA NACION.

Sin embargo, todo esto era mentira. Cuándo estaban por irse de Puerto Madryn rumbo a Comodoro Rivadavia, para realizar una de las funciones programadas allí, llegó la policía al hotel para avisarles que tenían una deuda con el lugar y que no se podían ir ni retirar sus pertenencias hasta que no fuese saldada. "Este chico trajo engañadas a 12 personas, prometiendo un sueldo y una experiencia cultural que hizo que dejáramos nuestras vidas en Buenos Aires por 25 días, pero era mentira. Es un estafador y la gente tiene que saberlo para que no siga haciéndolo", alegó Karina. "La mayor gravedad de todo esto es que él expone al gobierno de Mario Das Neves, a la secretaría de Turismo de Chubut y a la intendencia de Puerto Madryn. Allá se convirtió en un escándalo público y el secretario del gobernador tuvo que salir a hablar para aclarar que ellos no estuvieron nunca involucrados", agregó.

-¿Cómo se fue gestionando la gira?

-Se suponía que la gira abarcaba toda la costa atlántica de la Patagonia, arrancando por Bahía Blanca y llegando hasta El Calafate. Todos nos comprometimos con los tiempos y las cosas venían bien, pero una vez que estábamos en el motorhome rumbo al sur, nos dice que se suspendía la función de Bahía Blanca por un problema en una de las fases del teatro, ya que no funcionaban las luces. Todos le creímos porque es algo que puede llegar a pasar, y fuimos directamente a Puerto Madryn. Allá hicimos una función en el cine teatro Auditorium de la Sociedad Italiana. Estas funciones supuestamente eran con entrada gratuita por una iniciativa del Gobierno, pero después nos enteramos que cobró $350 cada ticket y se quedó con toda la recaudación. También nos enteramos que la empresa de sonido que él decía tener no existía.
sabe la tierra

-¿Cómo saltó a la luz el problema?

-Estábamos en el hotel a punto de irnos a Comodoro Rivadavia en donde, según las palabras de Tomás Nahuel, nos iban a recibir las autoridades que auspiciaban la gira e iban a nombrarlo a él persona destacada de la cultura y a la obra la iban a declarar de interés cultural. Cuando nos disponíamos a salir llegó la policía y nos frenó alegando que no estaba pago el hotel, y que habíamos dejado un tendal de deudas en restaurantes, que se suponían que estaban pagos. Ahí comenzaron los reclamos. Nos retuvieron todas las pertenencias y no nos dejaban ir. En ese momento llegó Tomás con su madre, Alejandra Malvisini, que él decía que era jueza de minoridad pero que resultó ser una asesora. La madre tomó el teléfono e hizo un par de llamadas, y cuándo fuimos a hacer la denuncia a la policía por la estafa de su hijo no nos la quisieron tomar, lo cuál según nuestro abogado es grave.

-¿Tuvieron que pagar las deudas ustedes para poder irse?

-Del hotel se hizo cargo la familia de él, lo cuál nos hace dudar que sobre si hay o no hay más gente detrás de todo esto. Nosotros pagamos la motorhome para poder volver, porque él no había hecho los pagos por adelantado prometiendo saldar la deuda al finalizar la gira. También dejó deudas en algunos restaurantes donde comimos y en la empresa de sonido y luces, a la cuál le debe 58 mil pesos.

-¿Qué les dice Tomás Nahuel al respecto?

-No se hace cargo de nada, desapareció de las redes. Cuando estábamos por irnos a Comodoro nos dijo que vayamos nosotros en la motor home, que él iba a viajar en el auto de su madre, lo cuál nos lleva a pensar que estaba planeando una fuga. La mamá pagó el hotel, pero en cierta forma lo está apañando. También nos enteramos que tiene bastantes deudas en Puerto Madryn, en donde incluso lo acusan de robar material de luz y sonido. Él alega tener un problema psicológico, dice ser mitómano, pero eso es una excusa; es un estafador.

-¿Cómo sigue el caso ahora?

-Nosotros queremos alertar a todos. Ya elevamos un comunicado a la Asociación Argentina De Empresarios Teatrales (AADET) e informamos en la UADE, que es la universidad en donde estudia y a la que dice que va a volver, para que sepan de este estafador. Él era parte de nuestra compañía, lo conocíamos hace más de un año y ya había trabajado en otro proyecto conmigo. Hacía muchas cosas por el espectáculo y nunca nos imaginamos que estaba tramando algo tan vil y tan grande.