Lunes, 12 Noviembre 2012 15:25

CECILIA FIGAREDO Y ELEONORA CASSANO TRIUNFAN EN MADRID

Como es habitual desde hace diez años, vuelve a España el Ballet Argentino para presentar sus nuevas producciones, esta vez en el madrileño Teatro Nuevo Apolo.

Esta compañía, fundada en 1990 por Julio Bocca, visita la capital encabezada por las bailarinas Eleonora Cassano y Cecilia Figaredo, que interpretan el programa Clásicos y Perfumes.

La primera parte está formada por una selección de obras clásicas. Sólo en Espartaco, con la participación de Eleonora Cassano e Ismael Arias como bailarín invitado, logran darle nivel de espectáculo a lo que hasta ese momento parecía una representación escolar. Mala coordinación de sonido, pésima iluminación, falta de concentración en los bailarines.


Y la segunda parte, firmada por Ana María Stekelman, es una selección de piezas cortas en las que se fusionan ritmos y estilos tan distintos como el tango tradicional, el vals de Strauss, la música de Gershwin y el bolero, con lo más depurado de la danza contemporánea.

La intención de la compañía es “ofrecer a los sentidos lo mismo que aquel aroma delicioso y embriagante de alguno de nuestros perfumes favoritos, que alguna vez dejamos de usar, pero que al sentirlo nuevamente nos recuerda momentos placenteros y felices”.

Sí, recordé momentos felices: añoré la magia que creaba Julio Bocca sobre un escenario. Bastaba con su enorme talento, él podía darse el lujo de prescindir de todo artilugio técnico, sin por ello descuidar la producción que requiere cualquier espectáculo, la calidad que merece todo público, ya sea en una función gratuita o habiendo pagado 30 € por su butaca.

Cuando en España se dice que alguien “se lo ha currado” quiere decir que ha trabajado duro, que se merece el éxito obtenido como producto de su esfuerzo. De Clásicos y Perfumes puedo decir que “es un curro”, pero en el sentido argentino.

Desde Madrid, Marcelita Superstar.