Martes, 29 Agosto 2017 16:38

Desgarrador testimonio complica al Indio Solari

Un joven declaró en la fiscalía y dio detalles de cómo fue la muerte de Juan Bulacio, uno de los dos jóvenes que fallecieron en el último recital del ex Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. "Con la cantidad de pisotones que recibió no pudo vivir", dijo.
 
El último recital del Indio Solari terminó en tragedia y dos jóvenes perdieron la vida. Pero según algunos de los espectadores que estuvieron esa noche, los muertos pudieron ser muchos más.
 
"En todos los recitales puede morir gente, pero no así", fue la frase que le dijo a la Justicia en su declaración testimonial Agustín Cabrera. Según el documento que publica el portal Teleshow, el joven cordobés de 31 años deja constancia de lo que presenció en el recital que el ex líder de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota ofreció en Olavarría el 11 de marzo de este año.
 
Y lo que vio la noche de ese sábado fueron los últimos instantes de Juan Bulacio. "Él abandona la lucha por la vida" a escasos metros del escenario, según relata Agustín, mientras el cantante interpretaba el segundo tema del show, "Ropa sucia". Y sostiene que una avalancha le provocó la muerte: "Era bajito, chiquito, lo han apretado tanto que se ahogó", aseguró.
 
El joven aseguró que en las inmediaciones del predio La Colmena, en Olavarría, no había ningún tipo de control. "Caminabas como si nada. Esperábamos encontrar alguna valla, algún control, pero cuando nos quisimos acordar ya estábamos dentro del predio. No nos cacharon, no nos pidieron la entrada", relató. A su vez, contó que tampoco divisó a personal de la Municipalidad de Olavarría ni de seguridad, pero sí a efectivos policiales.
 
Una de las acusaciones más fuertes contra Solari tiene que ver con la cantidad de gente que estuvo en el show, que era imposible de controlar. "Ahí adelante había mucha presión, era incontenible. El predio fue una trampa mortal", asegura en su declaración.
 
Y entonces, a unos tres metros suyo, encuentra a Bulacio (luego se enteraría de su nombre): "Tiembla y se desvanece hacia adelante, de costado. Cae temblando. Le veo espuma y luego sangre en la boca", describió.
 
Agustín aseguró que fue a ayudarlo "porque lo estaban pisando como a un trapo de piso". Ahí dice que "lo tomó en brazos", y que estaba rígido: "Duro", dijo.
 
Con la ayuda de otros jóvenes logró levantarlo, pero, en un instante, Bulacio volvió a caer. "En ese momento me doy cuenta de que estaba muerto. Él abandona la lucha por la vida, se notaba que necesitaba que lo ayuden. Con la cantidad de pisotones que le dieron quiso sobrevivir pero no pudo. Daba signos de vida, se movía, temblaba, hasta que dejó de hacerlo. Yo me doy cuenta cuándo se murió", narró.
 
En la Fiscalía, Agustín Cabrera describió como "muy fea" esa noche del 11 de marzo en Olavarría, donde además de Juan Bulacio también murió Javier León. Y fue explícito: "Yo trataba de salvar gente y salvarme a mí mismo".