Miércoles, 31 Agosto 2016 00:04

“Aunque me resista”, segunda novela de María Border

Hace unos años paseaba en colectivo y leí una frase que rezaba algo así: “Más resistencia, mayor rendimiento”. Cuando leí el titulo de este libro me reí y acepte el reto. Entonces comencé a leer sobre Nina Bermúdez de Pueyrredon, viuda de Octavio, madre de Ezequiel, y una maquina en el trabajo. Puntillosa y perfeccionista hasta el último de los niveles, una muralla china en sí misma, porque, aunque le sobren los pretendientes, ninguno tiene la chance, porque Nina no se permite ningún disfrute. Es una mujer de hierro, infranqueable, casada con su trabajo, con su difunto esposo (Octavio), y madre abnegada. No hay lugar para el amor, porque hace mucho trabajo, tiene que cuidar su nuevo abolengo, atender a su hijo, etc, etc, etc.

A este combo hay que sumarle, aunque sumar no es lo que hacen, a dos cuñados que tejen y urden planes macabros para bajarla del puesto que tiene, y dejar a Nina y Ezequiel en la calle. Se trata de Laura y Augusto, hermanos de Octavio Pueyrredón. La envidia de estos dos hace que se metan a fondo en todos los recovecos de la actual vida de Nina, para encontrar la puntita de algún escándalo que los ayude a desterrarla para siempre y lograr así el plan de quedarse con todos los bienes, que según la visión de ambos son merecedores. Nina trabaja sin respiro y se resiste al amor, Laura y Augusto buscan ensuciar a su cuñada, pero no cae…

Aceptá el reto y descubrí lo que sucede cuando opones resistencia a lo que tiene que pasar.  Recomendado.

Sinopsis:

¿Qué lleva a una mujer joven y apasionada a transformarse en un témpano? Tras la muerte de Octavio Pueyrredón, dueño de una prestigiosa editorial, su esposa Nina queda a cargo de la empresa contraponiéndose a los deseos y las ambiciones del resto de los accionistas, que la tildan de oportunista. En su afán de ser digna de las responsabilidades que le legaron, logra ganarse el respeto de sus colegas, pero también el odio y la envidia de sus socios.

Para Nina, ser la directora editorial perfecta la libera de su vida personal. No desea un hombre en su cama, y ha desechado el amor para siempre. Sin embargo, sus días dan un giro inesperado cuando en su camino se cruza Darío Hernández, un periodista que se empeña en demostrarle que está equivocada.

¿Podrá Nina resistirse a la pasión? ¿Podrá Darío negarse al amor? ¿Qué ocurrirá cuando la seducción y la ternura se lo lleven todo por delante?

Páginas: 279. Sello: Plaza y Janes. Editorial: Penguin Random House

Virginia Alzogaray