Martes, 26 Junio 2018 17:37

Museo del cine presentó “Prisioneros de la tierra”, en Bolonia, con Scorsese

En Bolonia, restaurada digitalmente con el apoyo de Martin Scorsese.El Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires continúa la temporada 2018 del Museo del Cine con su participación en el festival de cine recuperado Il Cinema Ritrovato en Bolonia con la presentación de PRISIONEROS DE LA TIERRA,  el clásico del cine argentino de 1939 realizado por Mario Sóffici con el protagónico de Angel Magaña y Francisco Petrone , y que el Museo del Cine porteño presentó en su versión restaurada y completa gracias al apoyo de The Film Foundation de Martín Scorsese y al laboratorio L´Immagine Ritrovata de Bolonia.

La presentación a sala llena contó con la presencia de la directora del Museo del Cine, Paula Félix-Didier.

El pasado domingo 24 de Junio a las 11:00hs, en el Cinema Lumière de Bolonia y en el marco del festival Il Cinema Ritrovato, se reestrenó el clásico film de Mario Soffici “Prisioneros de la tierra” (1939), en versión restaurada y completa, como hace años no se veía. El Museo del Cine de Buenos Aires logró una restauración digital sorprendente de este verdadero clásico de nuestro cine, a partir de una copia en 35 milímetros hallada en la Cinemateca Francesa y otra en el Archivo Fílmico Nacional de República Checa, y gracias al apoyo de The Film Foundation de Martin Scorsese y al laboratorio L´Immagine Ritrovata de Bolonia, Esta película existía en Argentina sólo en copias 16mm, ya que el negativo y copias 35mm se fueron perdiendo a lo largo del siglo XX, Pero el hallazgo de ambas copias (más la que el Museo conserva, en 16 mm) permitió realizar la restauración digital en L´Immagine Ritrovata, considerado como el mejor de los laboratorios para este tipo de trabajos. El proyecto fue financiado por la fundación de Martin Scorsese, dedicada al rescate del cine clásico en todo el mundo.. Para Paula Félix-Didier, directora del Museo del Cine porteño, significa: “La posibilidad de volver a ver uno de los films fundamentales de la historia del cine argentino como hacía décadas no podía verse, y volver a contar con un rescate patrimonial de profunda
importancia para comprender la historia del cine argentino y su evolución”.


Sinopsis, opinión crítica y valoración

En el universo de los yerbatales misioneros, un inescrupuloso capataz descubre que uno de los mensúes se ha enamorado de la hija del médico del pueblo, y desata una guerra personal contra él. La tensión crece y los efectos de la violencia se tornan irreversibles. El mensú se vengará pero terminará perseguido con un desenlace descarnado.  Al momento de su estreno el célebre crítico Calki en El Mundo señaló que la: “Ausencia total de concesiones al espectáculo habitual, la hace más grande en su talla artística”.  Sobre su eficacia escribió Jorge Luis Borges en la revista Sur: “En escenas análogas de otros films, el ejercicio de la brutalidad queda a cargo de los personajes brutales; en Prisioneros de la tierra, está a cargo del héroe y es casi intolerable de eficaz”. Mario Sóffici, sobre lo exigente del trabajo en este film señaló: “Durante el rodaje de Prisioneros creo que trabajé seis días y seis noches sin dormir”, tal como rescata el libro Sóffici, testimonio de una época, editado por el Museo del Cine en 2001.  El film, basado en los cuentos de Horacio Quiroga: “Una bofetada”, “Un peón”, “Los destiladores de naranjas”, “Los desterrados”,  tuvo estreno: 17 de Agosto de 1939 en el Cine Real. En 1985 resultó elegida como la mejor película de la historia del cine argentino de acuerdo con la encuesta realizada entre críticos e investigadores por el Museo del Cine conservando su lugar entre las diez primeras en la siguiente encuesta de 1999.-



Mario Sóffici

Nació en Florencia el 14 de Mayo de 1900 y falleció en Buenos Aires el 10 de Mayo de 1977, convertido en uno de los más grandes directores de la historia del cine argentino. Pero antes de ser realizador se consagró como actor en el teatro clásico. Debutó como director en 1934 con el largometraje El Alma de bandoneón pero con Prisioneros de la tierra se consagra como un director de grandes inquietudes sociales y estéticas. En su filmografía también se destacan Puerto Nuevo, Viento Norte, Kilómetro 111, Cita en la frontera, Cuando la primavera se equivoca, El extraño caso del hombre y la bestia; Barrio gris, Rosaura a las diez y cumplió varios roles protagónicos de enorme valía en la pantalla grande. Fue uno de los fundadores de Directores Argentinos Cinematográficos DAC y subdirector del Instituto Nacional de Cinematografía cuando Hugo del Carril ejerció la presidencia de dicho organismo.