Lunes, 25 Septiembre 2017 16:40

Argentina avanza en San Sebastián

Siempre hay una primera vez. En las sesenta y cuatro ediciones anteriores del Festival de Cine de San Sebastián, el premio Donostia fue asignado solamente a actores. Pero este año le correspondió a una directora: la belga Agnès Varda (Sin techo ni ley), de vitales 89 años.

"La dinosaurio de la nouvelle vague", como se definió a sí misma anteayer, cuando se le otorgó el reconocimiento. Junto con el galardón se conoció su reciente documental Caras y lugares, una road movie realizada en la Francia rural, acompañada por el fotógrafo y artista callejero JR.

Para los argentinos, el Donostia este año tendrá un sabor especial: mañana se le entregará un galardón honorífico a Ricardo Darín por su trayectoria. Llegará desde Madrid, donde está representando Escenas de la vida conyugal junto a su nueva coprotagonista, Andrea Pietra.

Hoy será el turno de Una especie de familia, la otra película argentina que concursa en la Sección Oficial, después de la muy buena recepción lograda por Alanis, de Anahí Berneri. Lerman, que en 2010 presentó La mirada invisible en la sección Horizontes Latinos, interviene por primera vez en la competencia central.

"San Sebastián es un paso muy importante para la película, sobre todo al estar en la Sección Oficial. Tenemos mucha expectativa de ver cómo la recibe el público. En el festival de Toronto la recepción fue muy buena, y se abrió un camino importante: por un lado, consiguió distribución en Francia y en España, y por otro, aseguró su presencia en los certámenes de Biarritz, Londres, Copenhague y Chicago. Además, en San Sebastián hay una delegación argentina grande y un número importante de películas de nuestro país, lo cual habla del reconocimiento y el lugar que ocupa el cine argentino a nivel internacional", señaló el realizador.

Esa presencia significativa se notó este fin de semana en otros segmentos del festival, en el que fueron cálidamente recibidas Tigre, de Silvina Schnicer y Ulises Guardiola; La novia del desierto, de Cecilia Atán y Valeria Pivato, y Temporada de caza, la ópera prima de Natalia Garagiola que viene de triunfar en la Semana de la Crítica de Venecia. La Nación