Jueves, 23 Marzo 2017 16:52

Todo lo que hay que saber sobre "La bella y la bestia"

Algunos datos curiosos del film no animado de Disney protagonizado por Emma Watson.
 
Hace 26 años una película animada haría historia. No solo por los 100 millones de dólares recaudados, un récord para este tipo de film, sino por poner como protagonista a Bella, una heroína distinta. Distinta en varios aspectos, pero principalmente en su pasión por la lectura. No era una princesa, sino una chica que vivía en un pueblo donde nadie la comprendía y la consideraban rara (rara por leer y no estar interesada en el resto de los habitantes). No solo eso sino que era capaz de ver más allá de la apariencia y enamorarse de una criatura terrorífica, no de un Ken. La venda se cae y se pone de manifiesto una dimensión diferente sobre "lo bello". La belleza pasa a otro lugar, se corre del eje. Aunque cuando se rompe el hechizo Bestia termina siendo igual de atractivo que el resto de los galanes de Disney. Esa historia así concebida además de haber conseguido la nominación más importante del séptimo arte como mejor película, ganó dos Oscar -por mejor canción y banda de sonido- y representa el renacer de la compañía. Fue la tercera película más exitosa de 1991, superando a Terminator 2 y Robin Hood: príncipe de los ladrones. Y ahora, llega su remake.
 
 
Por alguna razón La Bella y La Bestia no está atravesada por el mismo público que otros films de Disney. Lejos de generar expectativa en los más chicos, son los treintañeros melancólicos los que quieren ver esta reversión o, mejor dicho, remake no animada. La escena de Bella caminando por el pueblo con un libro en las manos o del banquete en que la vajilla toma vida y deleita a la invitada con una cena llena de música son difíciles de olvidar. Más allá del dato concreto de su atinado cast (Emma Wastson y Dan Stevens, son Bella y Bestia y Ewan McGregor y Ian McKellen también están entre los actores que ponen vida a esta fábula ancestral), te contamos algunos datos curiosos del film al que algunos critican porque dicen que "no tiene nada nuevo", como sí tuvo Maléfica.
 
 
 
Cinco datos curiosos
 
La primera versión es de Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve, una cuentista francesa que creó la historia en 1740. Más tarde, Jeanne-Marie Leprince de Beaumont tomó partes de esta fábula para hacer un libro para estudiantes, donde, entre otros temas, se tocaban ciertos antónimos como belleza vs. fealdad, virtud y vicio, bondad y maldad, estupidez e inteligencia. Esta es la versión que sirvió de base para todo el resto. La Bella y Bestia que conocemos es una mezcla de esta última y de algunas ideas de una película de Jean Cocteau, de 1944. En la original, la Bestia no vuelve a ser príncipe cuando se siente correspondido por su amor de verdad, sino cuando duerme con ella. En realidad, todas las noches, después de cenar, él le pregunta a ella si le gustaría acostarse con él. El hechizo se revierte cuando Bella acepta compartir con él el lecho, pero sin consumar. También, Bella no era hija única, sino que tenía dos hermanas bastante malas y su padre era un mercader.
 
Para crear al personaje de La Bestia, los animadores mezclaron rasgos de seis animales (león, búfalo, gorila, oso, lobo, jabalí) con el hombre.
 
En esta versión no animada, el personaje de Bella, interpretado por Watson, respira aún más independencia. No solo le gusta la lectura, sino que es inventora. Elegir a la ex Harry Potter, quien es conocida por su activismo a favor de los derechos de las mujeres, parece un gran plan para este momento histórico. También en esta versión se conocen datos sobre la mamá de la Bella y hay un nuevo integrante del castillo que se llama Candeza, quien luego del embrujo se convirtió en un piano.
 
 
En el film, que estrena hoy, habrá tres temas nuevos compuestos por Tim Rice y Alan Menken, además de las canciones de 1991, creadas por Howard Ashman (letra) y el mismo Menken. Para Ewan McGregor lo más complicado de su personaje fue que le saliera el acento afrancesado de Lumière. Lo curioso es que su mejor es francesa. Otra diferencia del film de 91 es la sexualidad de LeFou (Josh Gad). Por primera vez en un film de Disney hay un personaje gay. La diversidad llega también al mundo animado, otra marca del momento en que fue retomada la historia. Aunque no todos los países se mostraron abiertos, como Rusia y Malasia que quisieron prohibir la película.
 
Un cumpleaños repetido: cuatro de los protagonistas del film cumplen años el 15 de abril. Ellos son Emma Watson (Belle), Emma Thompson (Mrs. Potts), Luke Evans (Gastón) y Nathan Mack (Chip).